Tratamientos/Terapias

Anorgasmia

La anorgasmia es la inhibición recurrente y persistente del orgasmo, manifestada por su ausencia tras una fase de excitación normal, y producida a través de una estimulación que pueda considerarse adecuada en intensidad, duración y tipo. Es, junto con la falta de deseo, una de las disfunciones sexuales más comunes de la mujer. Las causas pueden ser tanto orgánicas (enfermedades endocrinológicas (diabetes, etc.), neurológicas, ginecológicas, etc.),  como Psicológicas. Son las más frecuentes. Entre las principales:

  1. condiciones culturales negativas
  2. experiencias sexuales traumáticas
  3. factores interpersonales
  4. falta de información sexual
  5. monotonía en la falta de concentración, angustia, etc.
  6. ambivalencia respecto a su compromiso de cara a la relación de pareja, el temor al abandono, temor a afirmar la propia independencia, sentimientos de culpa relacionados sobre todo con las relaciones sexuales. El tratamiento de la anorgasmia va encaminado, en primer lugar, a:
    • Eliminar las actitudes negativas y prejuicios en torno a la sexualidad en general, y al orgasmo en particular.
    • Mejora de la relación, a través de la comunicación entre la pareja.
    • Programa de habilidades sexuales, que consiste en una serie de ejercicios específicos para esta disfunción.