Tratamientos/Terapias

Trastorno Dependiente de la Personalidad

El trastorno de Personalidad por dependencia se caracteriza por una pauta generalizada de conducta dependiente y sumisa, por la cual la persona es incapaz de tomar decisiones de la vida cotidiana sin consejo, teme el rechazo, acepta cosas que le desagradan con tal de gustar a los demás, se siente desválido, solo, teme el abandono. Este problema va a suponer una limitación grave en la vida de la persona. Fomentar su capacidad y autonomía, la seguridad en si mismo y la iniciativa son objetivos naturales para el trabajo con las personas dependientes.